LATINOAMéRICA


FAVELA

Lanzan una operación militar para frenar la violencia en favelas de Río de Janeiro



Fecha: 28/10/2017   10:46  |  Cantidad de Lecturas: 666

Casi 1·700 agentes cercaron el complejo de Sao Carlos, en el centro de la ciudad, tras una serie de tiroteos




Basta poner en un buscador Complejo de Sao Carlos, Rio de Janeiro, para que un profuso despliegue de noticias muestre el historial de violencia de las favelas que lo integran. Su localización está en pleno centro de la capital carioca, en las adyacencias de la avenida Presidente Vargas que desemboca en el Aeropuerto Santos Dumond. También se encuentra cerca del célebre estadio Maracaná, visitado por cuanto turista se le anima a Río. Este viernes, desde temprano, 1.700 hombres de las Fuerzas Armadas le tendieron un cerco a las “comunidades” que habitan el área. Allí, entre “el asfalto” y “los morros” que dibujan la zona, suman 113.000 vecinos.

Desde ahora, y no se sabe hasta cuándo, quien pretenda salir o entrar, a través de los accesos a la favela, debe pasar por un “check point”. Hombres uniformados y con armas de guerra se han distribuido por los barrios colindantes: Estácio, Rio Comprido y Catumbi.

Tamaño operativo tiene su justificación, según afirmaron las autoridades. Varios asesinatos conmovieron la “ciudad maravillosa” en el lapso de una semana; entre ellos, la muerte de una turista española que se animó a pasear por la Rocinha; un coronel de la policía militar recibió heridas fatales, además de los tiros que segaron la vida de un hombre frente a su mujer y su hijos de meses. “La situación de Río está muy complicada. Yo vi muchas cosas por aquí, pero nunca como ahora. Hay que hacer algo para que la violencia disminuya”, se alarmó un comerciante ante las cámaras de TV.

Esta es la séptima operación en la que participan los militares de las tres fuerzas, en el marco de la llamada “Garantía de la Ley y del Orden”, una cláusula constitucional que habilita la participación del Ejército, la Marina y la Aeronáutica. El almirante Roberto Rossato reveló que ya llevan gastados 8 millones de dólares en la participación, apenas, de los soldados. Es la mitad del presupuesto total que se asignó, en un inicio, a las FF.AA para llevar adelante estos operativos y que asciende a 15 millones de la misma divisa.

La secretaría fluminense de Seguridad dijo que el papel de los militares es “el cerco a las comunidades, en puntos estratégicos. Algunas calles fueron cerradas al tránsito y el espacio aéreo está bajo control con restricciones al sobrevuelo de aeronaves civiles”. Con todo, según las autoridades no hay interferencias con el movimiento de los aeropuertos, sobre todo el Santos Dumond que está en las proximidades del lugar.

El “posicionamiento estratégico” policíaco-militar rindió algunos frutos. Fueron detenidos cuatro narcotraficantes de la favela Rocinha que se habían refugiado en Sao Carlos. Pertenecen a la banda del delincuente Antonio Francisco Bonfim Lopes, conocido por su alias “Nem”, quien mantiene una disputa desde la cárcel donde está preso con la gavilla de otro narco: Rogerio Avelino, o Rogerio157.

Fue precisamente la guerra entre ambos, que explotó a fines de septiembre, lo que llevó al gobierno de Michel Temer y de su aliado, el gobernador fluminense Luiz Pezao, a montar un nuevo esquema de control de la venta de narcóticos en los morros. Se les secuestraron, entre otras “pertenencias”, 5 kilogramos de cocaína, aparatos de radiocomunicación y armas.

En una conferencia de prensa que ofreció el subsecretario de Seguridad de Río, Rodrigo Alves, el funcionario afirmó que “uno de los jefes del tráfico de la zona les había indicado que escondieran fusiles y armas cortas en las casas de los vecinos”. Según este colaborador de Pezao “nosotros queremos un trabajo de una policía ciudadana, que respete las garantías individuales. Por eso no hemos logrado secuestrar más armas”.

Este escenario tiene consecuencias sociales: fueron suspendidas las clases a partir de este viernes en 13 escuelas y 11 jardines de infantes, con el impacto tanto educativo como también laboral para las madres que no pueden concurrir a sus trabajos. Más de 8.000 chicos están fuera de las aulas.

Distante de allí, en Río Branco (la capital del estado de Acre), los gobernadores protagonizaron el primer encuentro por la Seguridad y Control de la Frontera. Concluyeron que es preciso, con “urgencia”, constituir un fondo específico para la seguridad pública. “Necesitamos ayuda”, se quejó lastimero el fluminense Pezao.



Fuente:  28 de octubre de 2017 (AF-derf)








SEGUI LEYENDO



Agencia de Noticias DERF
E-mail:grupoderf@hotmail.com
Santa Fe - Santa Fe
Argentina

NAVEGACION

REDES SOCIALES

derf.com.ar | Facebook Facebook derf.com.ar | Twitter Twitter derf.com.ar | Google Plus Google Plus
 Hoy: 198750 Diseño sitios WEB
Copyright ©2017 todos los derechos reservados
Diseño Web Grandi y Asociados